miércoles, 7 de diciembre de 2016

LA ALFAGUARA, CUEVA DEL AGUA, CRUZ DE VÍZNAR, CUEVA DEL GATO, TRINCHERAS DEL CERRO DE LA ENCINA (SIERRA DE HUÉTOR) 06-12-2016


PARQUE NATURAL SIERRA DE HUÉTOR

(texto de la ventana del visitante de los espacios naturales protegidos de Andalucía):






Uno de los principales atractivos de este parque natural es su facilidad de acceso, así como las numerosas pistas forestales que lo recorren, haciendo de él uno de los espacios naturales más visitados de la geografía granadina.

Pinares, encinares, quejigales, zonas de matorral y bosques de ribera componen un valioso mosaico donde encuentran abrigo una gran variedad de especies, muchas de ellas de un gran interés de conservación, como raros endemismos botánicos o especies emblemáticas y amenazadas como la cabra montés o el águila real.

El Parque Natural Sierra de Huétor cuenta con muchos otros alicientes aparte de su valiosa naturaleza, ya que es un lugar con un rico pasado histórico-cultural, especialmente gracias a su inestimable legado musulmán junto con el inconfundible sabor serrano de los pueblos de su entorno: Alfacar, Beas de Granada, Cogollos Vega, Diezma, Huétor Santillán, Nívar y Víznar.

De la cultura árabe se conservan legados como acequias, alquerías o los baños árabes de Cogollos Vega, mientras que en el pueblo de Víznar se puede visitar el neoclásico Palacio del Cuzco, declarado Monumento Nacional. Diezma es un estupendo mirador de Sierra Nevada. Este lugar permite el disfrute de los aficionados a la fotografía, ya que desde aquí se captan unas bellas panorámicas de la sierra vecina. También se podrán identificar en vuelo apareces como el águila real, cuyo majestuoso vuelo resulta inconfundible. Para reponer fuerzas, hay que degustar la gastronomía típica del lugar, desde el tradicional pan de Alfacar, el exquisito alimoje con bacalao o las famosas gachas con miel.

Vestigio de la historia reciente son las numerosas trincheras construidas durante la Guerra Civil española, auténticos miradores naturales desde donde se divisan las mejores panorámicas de este espacio.”



RUTA:



Preciosa y cómoda ruta a rasgos generales, en la que recorremos parcialmente tres senderos señalizados: Cueva del Agua, Cruz de Víznar y Cañada del Sereno. Salvo el ascenso a la Cruz de Víznar, en la que hay que realizar una pequeña trepada, el resto de la ruta se desarrolla por senderos de diversa índole. Algunos son de herradura, cuyo zigzagueante trazado los hace bastante cómodos. Otros son de menor entidad y superan desniveles más fuertes.



El inicio de éste recorrido se sitúa en el aparcamiento del Área Recreativa de la Alfaguara, a la que se accede por una pista asfaltada que sale de la carretera GR-3101, la cual une las localidades Granadinas de Alfacar y Nívar.



Desde el aparcamiento tomamos un sendero que comienza a ascender hacia el Sur. En medio kilómetro salimos a un sendero de mayor entidad, conectando con el sendero de la Cueva del Agua. Ahora seguiremos a la derecha éste sendero balizado, por el que caminaremos durante aproximadamente 4 kilómetros. En breve tiempo llegamos al sensacional mirador de la Cueva del Agua, desde el que se obtienen unas fantásticas panorámicas del Parque Natural y de Sierra Nevada. A pocos metros del mirador se encuentra la Cueva del Agua, que se encuentra cerrada con una reja. Pero antes de llegar a éstos hitos del sendero pasamos por un viejo transformador eléctrico al que tendremos que regresar para retomar el sendero y que abasteció al Sanatorio de la Alfaguara y que también se utilizó en la Guerra Civil.



En menos de dos kilómetros llegamos al collado de Víznar, cruce de caminos y donde nos salimos momentaneamente del sendero de la Cueva del Agua para siguiendo el sendero de la Cruz de Víznar ascender a dicho hito. Desde la Cruz de Víznar podremos disfrutar de unas maravillosas panorámicas de gran parte de éste Parque Natural, de Sierra Nevada y de la Vega Granadina. Desde la Cruz seguimos una casi inapreciable veredilla hacia el Sureste y que cresteando nos lleva en pocos metros a la caseta de vigilantes de incendios de la Cruz de Víznar. Para regresar de nuevo al collado de Víznar utilizamos la senda que desde el mismo lleva a la caseta y que va por debajo de la cresta.



En el collado tomamos el sendero que hacia el Este desciende por el barranco de la Umbría y que pasando por el Pinsapar homónimo termina saliendo a una pista, hasta donde hemos seguido los senderos “Cueva del Agua” y “Cruz de Víznar”. Ahora ya fuera de senderos balizados tomamos una senda hacia el Este y que ataja una curva de ésta pista y sale a otra, por la que seguimos unos metros en la misma dirección, para tomar otro sendero que sale a la izquierda, hacia el Noreste. Éste sendero sale a una cerrada curva de la pista por la que hemos caminado anteriormente, ahorrándonos dar un gran rodeo.



En esa cerrada curva sale otro sendero hacia el Noreste y que en pocos metros nos lleva a la espectacular Cueva del Gato. Desde la Cueva y en la misma dirección sigue el sendero. Al principio cuesta un poco encontrarlo, pero después, aunque es una senda de menor entidad, se sigue sin problemas. Tras algo más de 2 kilómetros desde que dejamos la Cueva del Gato llegamos al río Darro, pasando antes por la Vegueras de la Cueva del Gato, bajo el Mirador de Víznar y la Cañada de la Cuna.



Tras vadear el río Darro salimos a una pista, conectando con el sendero de la Cañada del Sereno. Seguimos la pista hacia el Norte para en poco menos de un kilómetro llegar al sensacional paraje de la Fuente de la Teja. En la fuente (la que tiene el escudo y siglas ICONA), arranca el sendero no balizado ,que en fuerte ascenso hacia el Oeste nos lleva a la pista que lleva al Sanatorio de la Alfaguara.



Para llegar a las ahora tétricas ruinas del Sanatorio, cargado de historias de ánimas, seguimos la pista a la derecha y en la siguiente bifurcación también a la derecha. Tras visitar las ruinas seguimos el carril hacia el Noreste para cuando éste empieza a trazar una amplia curva, salirnos por un precario sendero que asciende a las trincheras del Cerro de la Encina. Éste asentamiento militar abarca una zona extensa, aunque la mayor concentración de instalaciones se encuentra en los dos salientes que destacan en la ladera Este, La trama de trincheras cruza la cima en distintas direcciones y da cobertura a un total de trece puntos de observación, tiro y escucha. Las estructuras de vivienda se ubicaron al Oeste, mientras que al otro lado se excavo una trinchera cubierta y una pequeña galería subterránea reforzada con encofrados de hormigón a modo de refugio. La alambrada rodeaba el total del perímetro y separaba dos áreas dentro de la misma posición.



Regresamos al carril y lo seguimos, terminando de trazar la curva y ahora hacia el Oeste pasando por Fuente Fría salir de nuevo a la anterior pista, realizando de ésta forma una pequeña circular para visitar el Sanatorio y las trincheras del Cerro de la Encina.



Seguimos la pista hacia el Suroeste para en breves metros en una bifurcación, tomar el ramal derecho , el cual nos llevará al Área Recreativa de la Alfaguara, dando por concluido éste bonito recorrido.



Enlaces sobre el Sanatorio de la Alfaguara, rodeado de misterios, leyendas y el altruismo de una mujer alemana, Bertha Wilhelmi:















http://www.culturandalucia.com/fantasma_de_berta_wihelmi.htm








Partimos de la Alfaguara y pronto conectamos con el sendero de la Cueva del Agua.

Peñón de la Mata.

Sendero de la Cueva del Agua.

Viejo transformador eléctrico del Sanatorio de la Alfaguara, donde se bifurca el sendero.

Llegamos al Mirador de la Cueva del Agua, a escasos metros del trasformador...


...y desde donde se obtienen magníficas panorámicas de gran parte de la Sierra de Huétor y de Sierra Nevada.

La parte más elevada de la Sierra de Huétor, el Majalijar y detrás Sierra Arana.



Muy cerca del Mirador se encuentra la Cueva del Agua.


Aitor y Azahara en el Mirador de la Cueva del Agua.

Las níveas cumbres Nevadenses casi se pueden tocar.

Regresamos al transformador y seguimos el sendero señalizado de la Cueva del Agua.


El Peñón de la Mata y la Sierra Sur de Jaén al fondo.

Collado y Cruz de Víznar.

Los niños se quedaron con su madre en el collado de Víznar, pues el ascenso a la Cruz es escarpado y peligroso para ellos.

Granada y su vega.

Vista parcial del boscoso Parque Natural de la Sierra de Huétor.

Cruz de Víznar.

Sierra Nevada desde la Cruz de Víznar.

Collado de Víznar y el Cerro de la Cruz.

Muy cerca de la Cruz de Víznar se encuentra la caseta de vigilantes.

Vistas de la Vega Granadina desde la caseta.


Justo debajo de la caseta se encuentra el Centro de Visitantes de Puerto Lobo.

Interior del Parque desde la caseta de vigilantes.

Alcazaba, Mulhacén y Veleta.

Veleta y las pistas de esquí de Pradollano y Borreguiles.


Descendemos por el sendero del barranco de la Umbría.


Y pasamos junto al Pinsapar de la Umbría.


Seguimos ahora dirección a la Cueva del Gato.

Sierra Nevada desde la Cueva del Gato.

Entrada de la Cueva del Gato.

Interior de la Cueva del Gato.



Aitor, Azahara y Silvia en la Cueva del Gato.



Seguimos ahora el sendero que desde la Cueva del Gato lleva al río Darro.



Río Darro.

Salimos a la pista que lleva...

...al paraje de la Fuente de la Teja.


Una de las dos Fuentes de la Teja.

Desde la fuente con las siglas I.C.O.N.A., tomamos el sendero que asciende hasta la Alfaguara.

Calar de los Mármoles.

Empinado ascenso a la Alfaguara.



Zona de quejigos.


Ruinas del Sanatorio de la Alfaguara.


Sierra Nevada desde el Sanatorio de la Alfaguara.

Alcazaba y Mulhacén.


Alcazaba , Mulhacén y Veleta.


Majalijar.

Trincheras del Cerro de la Encina.

Azahara y Aitor en un punto de tiro en las trincheras del Cerro de la Encina.

Túneles que comunican distintas partes del entramado de trincheras.

Panorámica de la parte Norte de la Sierra de Huétor desde el Cerro de la Encina...

...y de la zona oriental.


El Peñón de la Mata.

Fuente Fría, que abasteció de agua al Sanatorio de la Alfaguara.

Vistas desde Fuente Fría.

Recorremos los últimos metros para llegar a las diversas instalaciones de la Alfaguara, poniendo punto y final a éste precioso recorrido.






No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada