domingo, 6 de septiembre de 2015

SENDEROS DEL BARRANCO DE LA NIEBLA (BCO. NIEBLA, COLLADO DE LA AVIACIÓN, MIRADOR DE LOS ÓRGANOS, CUEVA DEL RETAMOSO) DESPEÑAPERROS 06-09-2015


Con nueva hambre de montaña y aunque solo ha pasado una semana desde la anterior , los peques querían nuevas aventuras. Elegimos Despeñaperros, aprovechando que el día a pesar de estar a principios de septiembre pintaba fresco y porque es lo que más cerquita nos pilla.
Y creo que pocas veces algo más de 6 kilómetros pueden dar más de sí. Un breve y completo compendio de lo que es éste pequeño y maravilloso Parque Natural: frondosos bosques autóctonos de alcornoques, encinas , quejigos y robles melojos junto a pinares de repoblación; profundos barrancos y ariscos escarpes rocosos como por su puesto el famoso desfiladero de Despeñaperros.
Y como éste paraje está cargado de historia y prehistoria ,hicimos una breve visita a la cueva del Retamoso , santuario neolítico con cantidad de pinturas rupestres.

En ésta ruta recorremos dos nuevos senderos habilitados recientemente y que parten desde la fuente de la Niebla. Uno remonta totalmente el barranco de la Niebla para llegar a un carril que nos lleva al Collado de la Aviación. Tras visitar el formidable mirador del Cerro de los Órganos descendimos por el otro nuevo sendero que llega hasta aquí desde el barranco de la Niebla pasando muy cerca de la cueva del Retamoso.

La ruta se puede catalogar de fácil ,aunque a pesar de solo contar con algo más de 6 kilómetros, los casi 400 metros de desnivel acumulado y las fuertes pendientes en muchos tramos de los nuevos senderos más el acceso hasta el mirador de los Órganos no la hacen idónea para niños pequeños.

Grato encuentro y conversación con Ángel Rodríguez al que no conocía en persona y con el que espero compartir rutas en el futuro.

La ruta comienza en la explanada que hay junto a la fuente de la Niebla en la antigua N-IV, hoy convertida en carretera de doble sentido para visitar el Parque Natural de Despeñaperros, entre los kilómetros 249 y 248 y un poco antes de llegar al mirador de Despeñaperros, si vamos dirección Venta Cárdenas desde Santa Elena.
Desde la mima fuente arranca el sendero recientemente acondicionado. Tras cruzar el lecho del arroyo de la Niebla y empezar a ascender de forma acusada, se bifurca. El de la izquierda hacia el oeste noroeste remonta el barranco, mientras que el de la derecha hacia el noreste norte asciende directamente hasta el cerro de los Órganos pasando antes por los afloramientos rocosos donde se sitúa la Cueva del Retamoso.

Nosotros elegimos ascender por el de la izquierda, por el barranco. El sendero transcurre casi todo el tiempo cerca del arroyo entre un denso bosque de alcornoques y quejigos principalmente. El barranco termina en un llano desarbolado y cercado (aunque la valla está casi totalmente en el suelo. Vamos bordeando el cercado hasta que el sendero termina en un carril.
El carril lo tomamos a la izquierda, hacia el oeste primero y norte después. Tras caminar por el mismo durante algo menos de 1,5 kilómetros salimos a la pista que desde el cruce con las pistas de Valdeazores y Miranda lleva al Collado de la Aviación y por la que discurre el sendero señalizado como “Barranco de Valdeazores”
La pista la tomamos a la derecha, hacia el este , para en breves metros llegar al refugio del Collado de la Aviación. Seguimos en la misma dirección, ahora por sendero para llegar al Mirador del Cerro de los Órganos (un poco antes de llegar al mirador hay una bifurcación de senderos). Los últimos metros para llegar discurren entre rocas y sin sendero, pero sin grandes dificultades.
A pesar de las incontables veces que he subido hasta aquí no dejo de sorprenderme de las magníficas panorámicas que se obtienen, sobre todo del desfiladero de Despeñaperros y del Monumento Natural de los Órganos, increíble formación pétrea que semeja los tubos de un órgano.

Regresamos hasta la bifurcación de senderos y emprendemos el vertiginoso descenso hasta el barranco de la Niebla, hacia el suroeste, por el otro nuevo sendero. A los que no les guste los descensos fuertes les recomiendo que realicen la ruta en sentido inverso, aunque en las zonas más empinadas han hecho escalones para facilitar el mismo.
A la mitad aproximadamente del descenso y tras pasar por una zona llana donde han anclado unos bancos, veremos a nuestra izquierda una puerta en un vallado. Tras pasar la puerta y siguiendo una vereilla unos metros llegamos a la Cueva del Retamoso.
Tras deleitarnos con las pinturas rupestres de la Cueva regresamos al sendero principal para seguir descendiendo durante un kilómetro para llegar al punto de inicio de la ruta.









 El desfiladero de Despeñaperros desde la Niebla.

En la Fuente de la Niebla, donde comienza el sendero.

Comenzamos a ascender por el nuevo sendero....

...entre un magnífico bosque mediterráneo.

La curiosidad de los peques es infinita y no paran de preguntar....

...¿que es ésto?, ¿que es aquello?...

Al menos creo que les ha quedado claro que es el alcornoque y la jara pringosa.

Llegamos a un claro cercado...

...donde acaba el sendero y continua un carril, ahora entre un denso pinar.

Algunas pendientes son fuertes, pero a los peques no les amedrenta nada.

Barranco del arroyo de los Arcos.

Vistas del Parque Natural de Despeñaperros .

Un pequeño descanso.


Salimos a la pista que lleva al Collado de la Aviación.

Vistas del Puerto del Muradal , la Ensancha...

...Malabrigo y la Estrella.

Azahara no puede resistir a encaramarse a las rocas...


...y Aitor tampoco.


La primera en llegar al refugio del Collado de la Aviación.

Foto familiar.




Llegamos al mirador del Cerro de los Órganos...

...donde las vistas son impresionantes.

Vistas hacia...

...la provincia de Ciudad Real.

El Monumento Natural de los Órganos.

Santa Elena y la autovía.


El otro nuevo sendero, por el que descendemos a la fuente de la Niebla.

En las partes más pendientes han puesto escalones.


También hay algunos bancos para tomar un respiro.



Las vistas en el descenso son espectaculares.


Increíbles formaciones pétreas en la zona del Retamoso.

Los Órganos.


Vemos las primeras pinturas.

Cueva del Retamoso.

Más pinturas rupestres.

Paso para vadear un arroyo, ahora seco.



Más escalones.

Vadeamos el arroyo de la Niebla y hemos concluido la ruta.

Último vistazo a éste impresionante paraje.






























































































3 comentarios:

  1. Por si fuera interesante o de utilidad para ti, para tus compañeros de rutas o para los lectores de tu web, tengo publicado el blog http://plantararboles.blogspot.com
    Un manual sencillo para que los amantes de la naturaleza podamos reforestar, casi sobre la marcha, sembrando las semillas que producen los árboles y arbustos autóctonos de nuestra propia región.
    Salud, José Luis Sáez Sáez.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Fantástica herramienta. Yo con los peques dispersaba pelotas de tenis ( biodegradables), con una perforación, para se reutilizara por micromamíferos. Desaparecían en días. Son muy listos.....
      También usaba la técnica de la vieja maroma. Se toma una, se impregna con semillas variadas (ruscus, enebro, romero, ), se abre una pequeña zanja correctora de escorrentía, y luego se entierra, tensa. Se obtiene un seto, recto y corrector de la erosión.
      Saludos.

      Eliminar
  2. Si que es muy interesante Jose Luis y sin duda lo llevaremos a la practica.
    Gracias y saludos.

    ResponderEliminar