martes, 17 de mayo de 2016

VEREDA DEL MINCHAR, LA GUINDALERA, NACIMIENTOS DE ÍTRABO Y MOLVÍZAR (SIERRA DE BODÍJAR) 15-05-2016


Ruta altamente recomendable para los que disfrutan como niños de los sinuosos y zigzagueantes trazados de los senderos de herradura que recorren vertiginosas laderas y profundos barrancos. Más si cabe cuando estos están continuamente volados sobre altos muros de mampostería y excelentemente conservados. Kilómetros y kilómetros de estas autenticas obras de arte de ingeniería, perfectamente integradas en el entorno que recorren hacen la delicia de cualquier amante de estas pretéritas vías de comunicación serranas.
Motivo este más que de sobra, al menos para mi, para animarse a recorrer estas sierras, que a priori uno puede pensar que al estar tan sumamente cerca de la Costa Tropical de Motril o al no estar amparada bajo ninguna figura de protección, carecen de interés o no puede ofrecernos atractivos suficientes.
Pero es que ésta Sierra del Chaparral o sierra de Bodíjar es sumamente interesante y bonita. Una gran mole pétrea, de calizas y dolomías, con altas paredes verticales , ariscas y agrestes laderas y crestas, profundos barrancos ,hace que quedemos profundamente sorprendidos. Eso sí, no esperemos encontrar aquí densos bosques, pues por desgracia un atroz incendio forestal acaecido por estos lares en el año 2.002 acabo con casi toda su cubierta arbórea , cobrándose además la vida de un joven y dejando varios heridos. La rápida regeneración de matorral y jóvenes brotes de pinos y otros árboles nos hacen pensar que en un futuro los bosques volverán a cubrir sus laderas.
Se puede decir que estas sierras son la prolongación oriental de la Almijara y al estar situadas a escasos kilómetros de la costa y superar sus cumbres los 1.000 metros de altitud ,las vastas panorámicas están aseguradas, sobretodo hacia la Vega y la costa Tropical. Pero también se obtienen excelentes vistas de las sierras de Almijara, los Guájares, Lújar y Sierra Nevada.

Ruta exigente, pues supera los 24 kilómetros de longitud y los 1.100 metros de desnivel positivo acumulado, aunque eso sí, bastante cómoda, pues toda ella se desarrolla por senderos y caminos. Hay que tener cuidado al caminar por los senderos sobre muros de mampostería de no despistarnos y caer, pues en algunos tramos estos son muy altos y se emplazan en laderas muy empinadas.

La ruta comienza en el aparcamiento que hay en la entrada a la localidad de Molvízar, a escasos kilómetros de Motril y Salobreña. Caminamos por el Paseo del Barranco del Lugar hacia el norte , acompañando al arroyo bajo un frondoso dosel vegetal, de árboles tropicales principalmente. Acaba el Paseo en un camino hormigonado que tomamos a la derecha. En breves metros sale otro camino a nuestra izquierda con un panel informativo sobre el sendero “Sierra del Chaparral “ que comienza aquí. Nosotros seguimos de frente, dirección al cementerio, aunque ahora después de conocer la zona yo recomendaría seguir el sendero señalizado por su ramal derecho hacia el “Mirador de la Vega Tropical” donde entroncaremos con este recorrido. De esta forma haríamos un corto tramo de ida y vuelta, pero merece la pena , pues el ascenso es más bonito.
Al llegar a la altura del cementerio tomamos el carril izquierdo, para poco después tomar una empinada trocha a la izquierda, hacia el noreste y que nos ahorrara unas revueltas de la pista hormigonada (“Camino del Quemado”). Seguimos en ascenso hacia el norte, pasando junto a algunas casas, algunas de ellas a medio construir.
En un momento en que la pista vira bruscamente a la derecha nos salimos de ella y tomamos la Vereda del Minchar, donde conectamos con el sendero señalizado “Sierra del Chaparral”. La Vereda la tomamos a la derecha, hacia el este primero ,noreste después, yendo paralelos a la pista y unos metros sobre ella.
Atravesamos el Barranco del Minchar y tras conectar brevemente de nuevo con la pista, la Vereda comienza a ascender zigzagueando hasta el “Mirador de la Vega Tropical”, donde termina el sendero señalizado. Las vistas son espectaculares, haciendo honor a su nombre.

Seguimos ascendiendo por la Vereda del Minchar , atravesamos el Barranco del Búho y después una casi infinita sucesión de zigzags, con la Vereda construida literalmente sobre muros nos lleva a un collado en la afilada Cuerda del Jaral.
Ahora se nos abren esplendidas vistas a las dos vertientes, la norte y la sur. Además de la Costa Tropical, que ya veníamos viendo en el ascenso ,vemos ahora también la Sierra de los Guajáres y Sierra Nevada.
La Vereda sigue ahora dirección noroeste un poco por debajo de la cresta, por su vertiente sur. Pasamos bajo el monte Columba y llegamos al “Mirador de Molvízar”, llamado así porque desde aquí se obtienen unas magníficas vistas de dicho pueblo. Descendemos a un collado y en vez de seguir por la Vereda del Minchar, tomamos una trocha hacia el noroeste que asciende hasta la Loma del Cortijo de los Cazadores, rodeados de viñedos y árboles frutales.
Continuamos por camino hacia el noroeste recorriendo la cuerda del Cerro Jurite, desechando primero un carril que desciende a nuestra izquierda y tras pasar unos cortijos y unas antenas ,otro a nuestra derecha , para llegar en breves metros al vértice geodésico de la Guindalera (1.073 m). Dicho geodésico se encuentra dentro del vallado de una finca privada, por lo que es imposible llegar a tocarlo. En la ladera norte de la Guindolera hay un bonito y viejo castañar.

Descendemos por carril por la misma cuerda del cerro hasta llegar a un cruce de caminos, en el paraje del Portichuelo. Seguimos de frente, al noroeste y en una próxima bifurcación, tomamos el ramal de la izquierda, al oeste. A los pocos metros de pasar ésta bifurcación sale a nuestra izquierda un sendero, el cual tomamos. Dicho sendero desciende hacia el sur de forma vertiginosa hasta el Nacimiento de Ítrabo, donde hay una balsa de agua, una fuente y una pequeña área recreativa.
Desde esta reconfortante zona de descanso seguimos la pista al este primero, sureste después. En una cercana bifurcación, seguimos a la derecha, en la misma dirección que traemos. Pasamos por el “Mirador de Ítrabo” y pocos metros después hay otra bifurcación, que tomamos también a la derecha para llegar al “Mirador de la Costa Tropical”. Descendemos por la pista hacia el hendido barranco de las Minas.
Al llegar a una casa nos encontramos una nueva bifurcación, que ahora tomamos a la izquierda, al norte, para llegar en breves metros al “Mirador de las Minas”. Seguimos el carril que ahora vira al sureste y poco después tenemos que estar atentos, pues a nuestra izquierda sale la “Vereda del Minchar de Arriba”, la cual tomamos.
La Vereda va introduciéndose en el barranco del Pueblo, en un tramo que posiblemente sea el más impresionante de todo el recorrido. El paraje es sencillamente espectacular y el sendero una obra de arte. En la ladera de enfrente vemos como continua la Vereda sobre altos muros y tras atravesar el precioso rincón del Nacimiento de Molvízar, en el barranco del Pueblo. Desde luego el colofón de la ruta no podría haber sido mejor, es difícil plasmar con palabras las sensaciones que trasmite éste tramo de la Vereda.

Llegamos a una bifurcación de la Vereda del Minchar de Arriba. El ramal de la izquierda nos llevaría de seguirlo hasta el “Mirador de la Vega Tropical” por el sendero señalizado de la “Sierra del Chaparral”. Nosotros tomamos el de la derecha, el cual desciende a Molvízar por la Loma de los Pinillos y el Barranco del Duende, pasando antes por Fuente Pino.
Llegamos al cruce donde se sitúa el panel que da inicio al sendero “Sierra del Chaparral”, desandando camino hasta donde hemos estacionado el vehículo o bien damos un pequeño rodeo recorriendo las calles de Molvízar, dando por finalizada la ruta.

Agradecemos a Pedro J. Castro habernos mostrado esta maravillosa ruta.









Desde el aparcamiento comenzamos a caminar por el Paseo del Lugar.

Tras pasar junto al cementerio comenzamos a ganar altura....

...y a tener inmejorables vistas de la Vega y Costa Tropical Granadina .Salobreña a golpe de zoom.


Tomamos la Vereda del Minchar...

...y nos vamos introduciendo entre estos fabulosos escarpes rocosos.

Las vistas a la costa son continuas.

Barranco del Minchar ,del que toma su nombre la Vereda.

En el interior del barranco.





Ascendemos al Mirador de la Vega Tropical...

...con un nombre muy apropiado. Aquí acaba el sendero señalizado "Sierra del Chaparral" por uno de sus ramales.

Es una maravilla y un privilegio...

...caminar por esta magnífica vereda.

El mirador con un bonito fondo.


La Vereda está casi continuamente levantada piedra sobre piedra en las empinadas laderas de esta sierra.

Hacia el barranco de Búho.


Miguel ,al que tanto gustan estos senderos disfruta de lo lindo con el recorrido.


Molvízar.

Otro barranco, también llamado de Búho, por donde asciende la Vereda hasta la Cuerda del Jaral.




A través de innumerables zigzags remontamos el barranco casi sin darnos cuenta.

Llegamos a un mirador natural sobre un resalte rocoso...

...donde obtenemos unas impresionantes vistas de Molvízar y sus alrededores.

Miguel con Salobreña al fondo.

También podemos divisar desde aquí el espectacular tramo  de Vereda que vamos a recorrer a continuación bajo el Cerro Columba.

La arisca Cuerda del Jaral.

Llegamos a un collado en la Cuerda del Jaral, desde donde obtenemos panorámicas de la Sierra de los Guájares...

...y Sierra Nevada, aunque tapada parcialmente por nubes.




Espectacular y expuesto tramo el que vamos a recorrer ahora,...

...pero que tan bien conservado como se encuentra, es una delicia recorrerlo.

Eso sí ,hay que tener precaución y no despistarnos, pues algunos tramos tienen una buena caída.



Kilómetros y kilómetros para deleitarnos con esta maravilla de sendero.

Atrás queda la Cuerda del Jaral.

El Cerro Columba , bajo el que vamos a pasar a continuación.

Sierra Almijara al fondo.

Solo vimos unos pequeños tramos de los muros de mampostería estropeados...

...que ahora mismo se pasan sin problemas, pero que si nadie lo remedia en un futuro la Vereda puede quedar inconexa por aquí.

Barranco del Minchar y Molvízar.


Entre las rocas se abre una ventana con unas preciosas vistas de la Sierra de los Guájares y Sierra Nevada.

Llegamos al Mirador de Molvízar...

...con vistas obviamente hacia dicha localidad.

La Guindalera o Cerro Jurite con la Almijara de fondo.

Preciosa zona donde se mezcla el monte bravío con cultivos, viñedos principalmente.

Atrás queda el Cerro Columba.

Loma del Cortijo de los Cazadores.

Guájar- Faragüit desde el Cerro del Toril.

Sierra Nevada.


Numerosas casas salpican la cima del Cerro Jurite.


Camino a La Guindalera.

Gran pino que sobrevivió al incendio de 2.002 con la Sierra de los Guájares de fondo.

Bonitos prados y cultivos en barbecho que la primavera salpica de flores.

Vértice geodésico de La Guindalera...

...junto al cual hay un viejo y precioso castañar.

Escarpada ladera norte de esta sierra.

Tomamos una senda para descender al Nacimiento de Ítrabo.

La Guindalera.

Almuñecar al fondo.

Nacimiento de Ítrabo.

Al fondo del barranco se ven las casas de Ítrabo.

Uno de los barrancos que forman el Nacimiento de Ítrabo.

Pequeña zona recreativa en el Nacimiento de Ítrabo, idílico lugar para descasar y resfrescarnos.

Seguimos ahora por pista...

...para en breve llegar al Mirador de Ítrabo.


Poco después llegamos al Mirador de la Costa Tropical.

Y no mucho más lejos de nuevo otro mirador , esta vez es el llamado de las Minas, con Molvízar de fondo.

Unos kilómetros antes de concluir la ruta tomamos de nuevo la Vereda del Minchar, en esta parte llamada de "Arriba".

Y como no podía ser de otra forma, el broche final iba a ser espectacular.

La Vereda se introduce el barranco del Pueblo, donde se sitúa el Nacimiento de Molvízar.

Posiblemente sea el tramo más bonito y espectacular de todo el recorrido.


Llegamos al Nacimiento de Molvízar...

...donde hay una pequeña zona recreativa.


Impresionante paso entre las rocas.


Barranco del Pueblo.



Sin palabras.


Llegando a Molvízar...

...tomamos el ramal de la Vereda que desciende por la Loma de los Pinillos y el barranco del Duende...

...pasando por Fuente Pino.

Antes de marcharnos de Molvízar paseamos por sus calles y nos tomamos unas cervecitas.








No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada