jueves, 9 de marzo de 2017

TORCAL DE ANTEQUERA (MONUMENTO NATURAL DEL TORNILLO, CAMORRO DE LAS SIETE MESAS, CORNISA DEL DIABLO Y SENDEROS VERDE Y AMARILLO) 07-03-2017


PARAJE NATURAL TORCAL DE ANTEQUERA


El Paraje Natural Torcal de Antequera, situado en la zona centro de la provincia de Málaga, elevado por encima de la ciudad de Antequera y en el arco calizo de las Subbéticas, constituye uno de los mejores y más espectaculares ejemplos de relieve cárstico de toda Europa. Toma su nombre de sus formas más comunes y conocidas, las torcas o dolinas, pequeñas depresiones circulares de fondo plano que se van rellenando con los residuos más resistentes a la actividad erosiva del agua, arcilla de descalcificación también denominada terra rossa por su color rojo.

Debido a la rareza y magnificencia de sus extrañas formaciones, el Torcal de Antequera ofrece un paisaje impresionante considerado único en el mundo, hecho que motivó su declaración en 1929 como Sitio de Interés Nacional. Sus 1.171 hectáreas han servido en innumerables ocasiones de escenario a películas de ciencia-ficción, pues en su laberíntica estructura de torcas, pasillos, cuevas y simas (como Toro y Marinaleda), descansos y desfiladeros, cuyo mejor exponente es el Tornillo del Torcal, es fácil que el caminante se pierda. El aspecto calizo de la composición de su terreno lo hace fácilmente sensible a la erosión por agentes climatológicos, como la lluvia o el viento.

Las comunidades vegetales de mayor importancia botánica dentro del paraje natural son las rupícolas, adaptadas a las fisuras y grietas de las rocas, con plantas muchas de ellas endémicas. Las especies rupícolas más representativas son Linaria anticaria, Saxifraga biternata, Linaria oblongifolia, Viola demetria, Saxifraga reuterana, Polypodium australe, entre otras muchas.

La arboleda que presenta es la típica de montaña, donde predomina arce, el sauco, quejigo, majuelo, endrino y encinares de escasa altura, con un sotobosque formado en su mayoría por matorrales como matagallo, tomilla, candilera, yedra común, muy abundante, helecho, musgo, peonía y lirio.

Uno de los valores más notables de la fauna del Torcal es la riqueza de aves que soporta, hecho que le ha valido para su declaración como Zona de Especial Protección para las Aves. Los buitres leonados suelen ser asiduos del Torcal. Otras aves de interés presentes son collalba negra y rubia, búho real, mochuelo, cernícalo vulgar, avión roquero, chova piquirroja y numerosas aves de pequeño tamaño.

Entre los reptiles hay presencia de lagarto ocelado, lagartija colilarga e ibérica, culebra de escalera, culebra bastarda y víbora hocicuda; mientras que entre los mamíferos se cuenta con topillo, zorro, tejón, comadreja, conejo y algunos ejemplares de cabra hispánica.

Texto extraído de www.andalucia.org


Partiendo del aparcamiento del Centro de Visitantes del Torcal de Antequera realizamos tres pequeñas rutas circulares. Una de ellas, la primera no está señalizada, aunque en su mayor parte se realiza por sendero. Las otras dos, son los senderos señalizados, balizados y denominados Ruta Verde (más corta) y Ruta Amarilla (más larga). Para recorrer de forma íntegra éstos dos últimos senderos describimos un itinerario en forma de 8.

Hay que decir, que aunque de escaso kilometraje y desnivel acumulado, el terreno por el que caminamos y más aún en la condiciones en que la hicimos nosotros, con charcos y mucho barro, es complicado, pedregoso y escurridizo y me refiero sobretodo a los senderos señalizados. También hay que advertir que aunque balizados, esos senderos en caso de niebla o de escasa visibilidad, es fácil desorientarse, pues una vez dentro del laberinto del Torcal no se tienen a penas referencias.

Ruta del Tornillo, Camorro de las Siete Mesas y Cornisa del Diablo:

Al Noreste del aparcamiento unos carteles nos indican que allí sale un sendero que nos lleva en unos 600 metros al Monumento Natural del Tornillo del Torcal, tras pasar por el panel del Lapiaz Agrio del Caracol. Desde el Tornillo salimos a la carretera y tras cruzarla, seguimos por el sendero que hacia el Noroeste primero, para luego virar al Noreste, va ganando altura hacia la zona más elevada del Paraje Natural, el Camorro de las Siete Mesas. A la sombra ya del Camorro, (en cuya cima hay una especie de antena), llegamos al singular Sombrerillo, una roca con forma de seta. Desde éste punto obtenemos unas magníficas panorámicas hacia las Sierras de Camarolos, del Jobo, Loja, Tejeda, Sierra Nevada, Archidona, Antequera, Valle de Guadalhorce....Decidimos no coronar el Camorro y por el filo de los cortados ir hacia el Oeste, Noreste, para llegar a la conocida como Cornisa del Diablo.

Desde la Cornisa del Diablo seguimos hacia el Sur por veredas de ganado y después hacia el Oeste nos introducimos por un laberinto de torcales, donde a veces tenemos que realizar pequeños trepes y destrepes. Llegamos a una zona muy abierta donde se nos abren magníficas vistas a Málaga, el Mediterráneo e incluso África, Sierras de las Nieves, Grazalema, Abdalajís, Huma, Camorro Alto...A partir de aquí el sendero se ve más claro y nos lleva de forma inequívoca hacia el Sureste hasta el aparcamiento del Torcal, pasando antes por el peculiar Abrigo de Juan Ramos.

Como los otros dos senderos están señalizados, dejo la descripción que de los mismos hacen los folletos publicados por la Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía:

Ruta Verde:


Ruta Amarilla:










Cerca del aparcamiento del Centro de Visitantes encontramos los carteles que nos indican el sendero a tomar para llegar al Tornillo.

Atravesando el lapiaz agrio del Caracol.

La típicas formaciones del Torcal de Antequera  aparecen por doquier.

Zona de formaciones con forma de roscas y tornillos.


Llegamos al Monumento Natural del Tornillo del Torcal de Antequera.


El Tornillo del Torcal.

Increíble paisaje lítico.

Acceso al Tornillo desde la carretera.

Málaga y el Mar Mediterráneo.


Isa sentada en una roca con forma de sillón.


Formidables laberintos pétreos.


Sierra de Camarolos y del Jobo con Sierra Nevada detrás y al fondo a la derecha las Sierras de Tejeda y Almijara.

Conforme ascendemos a la parte más elevada del Torcal las panorámicas son cada vez más amplias.

Ganado vacuno en el Torcal.


Las formaciones singulares disparan la imaginación, vamos a buscar semejanzas.

Juan Antonio posa ante una vasta panorámica que abarca una buena parte de Andalucía.

Peña de los Enamorados y las Subbéticas de Córdoba de fondo.

El Sombrerillo.

Son muy abundantes en el Torcal los fósiles de ammonites.



Antequera.

Camorro de las Siete Mesas, el punto más elevado del Torcal y con una pequeña antena en su cima.

Vamos llegando a una zona de cortados conocida como la Cornisa del Diablo.


Cornisa del Diablo.


Comenzamos a descender...

...y ahora se nos abren amplias vista hacia el Oeste de otra buena porción de Andalucía. Se distinguen al fondo los perfiles de la Sierra de las Nieves, Grazalema....


El Camorro Alto en la Sierra de Chimenea y detrás las Sierras del Valle de Abdalajís y Huma.

Entramado laberíntico por donde discurren las rutas Verde y Amarilla.

Abrigo en las rocas...
...y muy cerca el Abrigo de Juan Ramos.




Curiosa edificación.


Ya en las Rutas Verde y Amarilla pasamos junto a la roca bautizada como esfinge.

La Esfinge.


Llegamos a una bifurcación de sendas y tomamos momentáneamente la Verde.


En ésta zona hay una formación bautizada como los Civiles y no tengo muy claro si es ésta....


...o serán éstos los Civiles...A saber, porque yo imaginación tengo poca...

Lo que si es cierto es que el paraje es una maravilla, un disfrute para los sentidos.

Ahora caminamos por la ruta Amarilla.


Caminamos por el interior de callejones entre rocas, un auténtico laberinto.


Llegamos a la zona donde está la roca denominada Jarra y allí...

...nos saludan un grupo de cabras montesas.



Esto debe ser un paraíso para ellas.



De nuevo discurren juntas la ruta Verde y Amarilla.

Tramo final antes de llegar al Centro de Visitantes.

Vistas desde el Mirador de las Ventanillas. Villanueva de la Concepción.

Y llegamos al Centro de Visitantes, poniendo punto y final a éste bonito e interesante recorrido.






No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada