martes, 7 de mayo de 2013

TEJEDA O MAROMA DESDE EL ROBLEDAL (P.N. TEJEDA, ALMIJARA Y ALHAMA) 05-05-2013






A veces subir al pico más alto, a la máxima elevación de una provincia , un Parque o un sistema montañoso no cumple con todas nuestras expectativas. Desde luego no es este el caso del Tejeda (2.065 m) o La Maroma como por error se le ha llamado durante mucho tiempo a este vértice geodésico, techo de la provincia de Málaga, pues esta ruta circular desde el Robledal es una autentica gozada para los sentidos, impresionante y muy muy sorprendente. Las zonas bajas y medias de esta gran mole pétrea en su cara Norte ,es un tupido bosque , donde se encuentran mezclados restos del originario bosque de melojos, quejigos y encinas con pinos resineros reforestados y especies exóticas como el Abeto Douglas y cedros. A más altitud encontramos el pino salgareño y el albar junto a grandes enebros , que a mayor altitud adquieren un porte rastrero.En zonas más húmedas encontramos arces y mostajos. Un poco más arriba nos encontramos a la joya botánica de esta ruta , que da nombre a esta sierra y tiene un carácter relíctico, aunque en otro tiempo fueron abundantes, se trata del tejo. Muy sorprendente es el gran desierto lítico de la meseta de la Maroma, dominio de los piornos y la cabra montes, abundante y fácil de observar. La ruta comienza en el área de acampada de el Robledal, al que se accede desde la carretera A-402, entre los kilómetros 35 y 36, tomando un carril que parte junto a la venta y hotel Caños de la Alcaiceria. Este carril tiene unos 5km, esta en buen estado y bien señalizado en los cruces. Desde el Robledal tomamos un sendero dirección Oeste, junto a una acequia abandonada hasta situarnos junto al arroyo de los Presillejos , para en breve llegar a los Barracones , antiguas viviendas de trabajadores forestales, reconvertidas en albergue. A partir de ahora comienza una dura subida por un precioso sendero zigzagueante, con pequeños descansos en forma de semi llanos y las bajadas a los barrancos de los Jarales y del Selladero, para a continuación emprender de nuevo la acusada subida. Así casi sin darnos cuenta y amenizados por tan impresionantes paisajes llegamos a donde se acaba el sendero, que hasta este punto estaba muy bien señalizado con marcas de pintura. Ahora toca una dura subida por un pequeño barranco campo a través hasta el Collado del Selladero o de Donabuelo (pico que se sitúa al Norte de dicho Collado). Desde el collado toca andar por roca, lapiaz, eso sí, no es demasiado complicado, pero teniendo cuidado para no torcernos un tobillo. Vamos tomando dirección Sur y luego Oeste para evitar el barranco del arroyo de los Tejos y llegar a la gran meseta de La Maroma. Solo nos resta buscar el vértice y la Sima que por error dio nombre a este pico. Tras recrearnos de las superlativas panorámicas , estropeadas un poco por las nubes que desde la costa venían y reponer energías nos disponemos a regresar por el sendero señalizado por el Parque Natural de Tejeda, Almijara y Alhama. Para ello tomamos dirección Este por el borde del Tajo Volaero, teniendo siempre vistas del mar, divisando Málaga, Torre del Mar, Torrox , Nerja y los pueblos al pie de la sierra, Canillas de Aceituno, Sedella, Competa..... Empezamos a descender de forma más acusada en dirección NE, pasando el desvío de la fuente de la Tacita de Plata, el sendero transcurre bajo los tajos de el Salto del Caballo, el Collado de Rojas , el mirador del Valle del Temple y el Contadero, todo ello por un sendero de preciosa factura por una loma entre los barrancos de los Presillejos y de la Solana del Espartal. Llegamos a una zona mucho más llana donde hay un cruce de carriles, a la izquierda iríamos de nuevo a los Barracones y nosotros tomamos a la derecha, que en suave descenso nos lleva de nuevo a el Robledal, pasando por el Cortijo del Robledal Alto. Ruta muy recomendable.

http://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=4431589





El comienzo de la ruta en un tupido bosque....

...junto a una vieja acequia.

Los paisajes parecen de otras latitudes.

Quien diría que estamos a escasos kilómetros de la Costa del Sol.

Los Barracones, antiguas viviendas de trabajadores forestales, reconvertidas en albergue.

El sendero es una autentica delicia.



Se divisan las altas cumbres del macizo de Tejeda.

Bosques donde poco a poco la flora autóctona van conquistando sus antiguos predios. 

Espinazo rocoso sobre el Barranco del Selladero.

Miguel dominando los campos de Alhama.

Las vistas son grandiosas.

Sivia, Paco y los Migueles dispuestos a afrontar la dura rampa hasta el Collado de Donabuelo que ya divisamos al fondo.

Aún queda para llegar al Collado.


Las cumbres de Tejeda.

Ya superado el  Collado nos dirigimos a la meseta de la Maroma. El cerro Donabuelo queda atrás.

Ahora el terreno es más suave, pero sin sendero.


La gran meseta de la Maroma. Este terreno con niebla y mal tiempo puede ser muy peligroso y de difícil orientación.

Ya se divisa el genuino vértice de la Maroma.

El embalse de la Viñuela.

Hay que tener cuidado al subir al vértice, hay anclajes que están sueltos.

Disfrutando del premio.



Sima de la Maroma.....

.....la cual dio nombre al vértice geodésico por un curioso error.....

.....debido al seseo de Cordobeses instalados por estas tierras.

Velez Málaga y Torre del Mar.

Cabras montesas y Torrox de fondo.

Canillas de Albaldia, Competa y Nerja.


Zona de Sedella.

Silvia con la Almijara de fondo.

El precioso sendero señalizado por el Parque.

Abruptos y profundos barrancos también en la cara Sur.

Cerca del Cerro Tacita de Plata.




El Tajo Volaero.

Llegando al Salto del Caballo.

A partir de ahora la bajada sera más acusada.

Uno de los Tejos que nos encontramos en la bajada.

El Salto del Caballo queda atrás.


Desde el mirador del Valle del Temple.

El contadero.

Y el cortijo del Robledal Alto.

Panorámica desde cerca de la Venta de los Caños de la  Alcaiceria.










No hay comentarios:

Publicar un comentario