domingo, 31 de mayo de 2015

SOPORTÚJAR, DIQUE 24, PUENTE PALO, ACEQUIA ALMIAR, CENTRO BUDISTA (SIERRA NEVADA) 30-05-2015


Fabulosa ruta que ya realizaron hace muy poco nuestros compañeros Miguel, Pepe y Juan Antonio basandose en un track de Kayman (al cual queremos agradecerselo ) y que nos dejo realmente impresionados.
Caminamos parcialmente por tres senderos señalizados, el GR-7, el PR A 22 y el GR 247 Sulayr y son muchos los atractivos de este recorrido por la baja y media montaña de Sierra Nevada en la comarca de la Alpujarra.

Para empezar el precioso pueblo de Soportújar, con la típica arquitectura de los pueblos Alpujarreños y que acoge numerosos espacios cargados de leyendas locales convertidos en atractivo turístico en forma de brujas, hechizos, aquelarres y que bien merece una divertida y amena visita.

Pasamos por el dique 24, espectacular dique de contención en el río Chico en el que se precipita una cascada de unos 30 metros. Se termino de construir en 1.943 con el objeto de estabilizar el cauce y los taludes adyacentes y evitar la aguda torrencialidad que afectaba negativamente a parte de la comarca ,sobretodo a la población de Órgiva.

Quien piense que Sierra Nevada solo son cerros pelados no puede estar más equivocado, pues extensas manchas forestales tapizan su baja montaña. Unas son autóctonas y otras se deben al fruto de repoblaciones forestales. En esta ruta pasamos por los dos tipos. Por un lado repoblaciones de pino silvestre fundamentalmente, bella conífera que de forma relíctica es autóctona en Sierra Nevada. Pero lo realmente interesante es que recorremos parcialmente el extenso robledal de Cáñar, formado por roble melojo o rebollo (Quercus pyrenaica), árbol raro en el sureste de la Península Ibérica debido a sus exigencias climáticas, de temperaturas más frescas y mayor humedad .Aquí se encuentra su masa más extensa al encontrar en algunos barrancos como el del río Chico microclimas favorables.

Durante unos 3 kilómetros y por el sendero Sulayr recorremos la bellísima acequia del Almiar ,flanqueada por impresionantes robles centenarios, formando una bóveda vegetal bajo la que es una delicia caminar.
Desde la Atalaya de Soportújar, si el día acompaña (algo de lo que nosotros no podemos presumir) se obtienen unas increíbles panorámicas, sobretodo del valle del Poqueira con sus preciosos pueblos, del Guadalfeo , de las Sierras de la Contraviesa, Lújar y los Guájares y del mar Mediterráneo.

Como colofón y singular curiosidad visitamos el Centro Budista O Sel Ling situado en un privilegiado paraje con grandes vistas. Fundado por el lama Yeshé es el primero de España. En 1.982 lo visito el Dalai Lama y lo bautizó con el nombre de O Sel Ling, que significa “Lugar de Luz Clara”. Es un centro de retiro donde se imparten cursos de de filosofía tibetana y meditación.


Estacionamos el vehículo en el pequeño parking que hay a la entrada de Soportújar, junto a un pequeño y frondoso parque en el barranco Caliente. Recorremos las calles de éste bonito pueblo y algunos de los lugares del Proyecto Embrujo. Algo que nos llamo mucho la atención de Soportújar es que el agua parece ser la protagonista, corre por todos lados, por acequias y fuentes.
Llegamos a la Era del Aquelarre, en la parte alta del pueblo. Se trata de un amplio mirador adornado con motivos relacionados con la brujería. Las vistas de la Sierra de Lújar y del valle del Guadalfeo son espectaculares.

En la Era conectamos con el GR-7 el cual seguimos hacia el norte. Al principio la pendiente es muy fuerte, por un camino hormigonado recientemente, entre hortales y castaños. Pronto llegamos a la preciosa Acequia de la Vega, por la cual caminaremos hacia el norte acercandonos cada vez más al barranco del río Chico. Vamos teniendo vistas de las altas cumbres de Sierra Nevada, más concretamente de Cerrillo Redondo, uno de los tresmiles más meridionales de Sierra Nevada.
La acequia nos deja muy cerca del Dique 24, impresionante y frondoso lugar e impresionante también la construcción. En el Dique abandonamos el GR-7, que sigue hacia Cáñar.

Nosotros seguimos por el lecho del río Chico breves metros hacia el norte, entonces el sendero se aparta del río y comienza a ascender de forma zigzagueante hacia el este primero, norte después. El sendero se torna carril y tras muchos zigzags sale a un carril de mayor entidad, conectando con el PR-A 22. Seguimos el carril hacia el noroeste por el PR, hasta llegar al Vivero de Montechico. Aquí acaba el carril y continua en forma de sendero y seguimos las marcas del PR-A 22.
Siguiendo una dirección más o menos norte y tras fuertes rampas de ascenso, dando continuas vistas al barranco del río Chico , al Robledal de Cáñar y las cumbres de Cerrillo Redondo y Tajo de los Machos, llegamos a la pista principal, que desde Cáñar va hasta la Ermita del Padre Eterno, pasando por Puente Palo. Hay que decir que practicamente desde que salimos de Soportújar hemos caminado entre densos bosques, unas veces pinares, otras robledales y vegetación de ribera.

En esta pista conectamos con el GR 240 Sulayr, que de momento seguimos a la izquierda, hacia el norte para en menos de 1 kilómetro llegar a Puente Palo, donde hay un área recreativa, entre un denso pinar y refrescada por las aguas de la Acequia Grande y a orillas del río Chico.
Una de las grandes maravillas de la media y baja montaña en Sierra Nevada son su amplia red de acequias, sobretodo en La Alpujarra, joyas etnográficas que cumplen hoy día una importante misión ecológica.
Más sobre las acequias:






Regresamos al punto donde conectamos con el Sulayr y lo seguimos hacia el sureste por un carril de menor entidad y que breves metros nos lleva a la Acequia del Almiar. Nos esperan 3 kilómetros deliciosos , hacia el sureste, practicamente llanos, junto a esta acequia y a la sombra de un asombroso bosque de melojos, con muchos de sus ejemplares centenarios. Pasamos por una zona más abierta, de prados, donde junto a la acequia se sitúa la Balsa de Almiar. El paisaje es espectacular, de postal. Verdes prados , la pequeña laguna (balsa de Almiar), de fondo las altas cumbres de Sierra Nevada con sus blancos neveros reflejados en las aguas de la balsa.

Después de unos 3 kilómetros caminando por la acequia ,ésta termina en el barranco de la Cueva, seguimos brevemente el Sulayr hacia el sur, pero éste toma dirección este , hacia Capileira. Nosotros seguimos por el carril que vamos hacia el sur hasta llegar al cercano vértice geodésico de la Atalaya de Soportújar y su caseta de vigilantes.
De sus espectaculares panorámicas no pudimos a penas dar cuenta, pues una tormenta se estaba formando en las cumbres y se extendía hacia los valles. Aún así de forma tenue pudimos ver el valle del Poqueira y sus bonitos pueblos: Capileira, Bubión y Pampaneira; el valle del Guadalfeo y las sierras de la Contraviesa y Lújar.

Desde un poco más abajo de la caseta de vigilantes parte un sendero hacia el suroeste primero, sur después, que nos lleva en breve tiempo a la parte alta del Centro Budista O Sel Ling, donde se sitúa un pequeño estanque con un monumento a la Diosa Tara en el centro. Todo este conjunto ,con un pequeño jardín se encuentra rodeado de un bajo vallado electrificado (me imagino que para que no entren animales salvajes a su interior, pues es fácil de pasar levantando un poco la pierna).
Al este del estanque, parte un camino que se interna en el Centro Budista, pasando en un principio junto a varias casas de retiro. Hay que decir que en toda esta zona del Centro está prohibido el paso, al ser zona de retiro.
Seguimos descendiendo por este zigzagueante camino hacia el sur. Salimos de la zona de retiro y nos encontramos un monumento a Buda en una vitrina (esta zona ya si es abierta a todos los visitantes). Un poco más abajo, pasamos por una Estupa Budista, un objeto sagrado que representa la mente iluminada, llena de mantras, oraciones, estatuas, textos y reliquias de seres santos ; se dice que con sólo ver una, se purifica gran cantidad de negatividad.
Más abajo y muy cerca de la zona de recepción del Centro, llegamos a la Rueda de Oraciones, que es la manifestación de la sagrada palabra de Buda, está rellena de 165 mil billones de mantras y según los budistas, al girarla se obtiene gran cantidad de beneficios.

Salimos del Centro Budista por su entrada principal y al llegar a la pista principal la tomamos a la derecha, para el la próxima cerrada curva salirnos campo a través hacia el noroeste , para atravesar el barranco de la Cueva y llegar a la pista que está al otro lado del mismo. Nos dimos cuenta que un poco más abajo había una vereda, que sale del aparcamiento del Centro Budista , por lo que no es necesario ir campo a través.
Seguimos la pista hacia el oeste hasta que llegamos a una especie rotonda, con un cedro en medio, donde sale otra pista de menor categoría. Tomamos el nuevo carril hacia el norte unos metros para visitar la vieja casa forestal de de Prado Grande. Regresamos a la “rotonda” y seguimos la pista hacia el sur, pasando por un grupo de caserones, donde está la casa forestal de Soportújar.
Nada más pasar este grupo de casas tomamos a la derecha un estrecho carril, que en un principio está hormigonado.

Solo resta un vertiginoso descenso de 2 kilómetros en dirección sur para llegar a Soportújar, pasando antes por el cortijo del Viso y cada vez acercandonos más al barranco de la Mojonera.










Comenzamos nuestro caminar en Soportújar....

...atravesando este bonito pueblo....

...con fabulosas vistas.

Brujas en su caldero.

En la Era del Aquelarre.

La Sierra de Lújar desde la Era del Aquelarre.

En la Era del Aquelarre...

....tomamos el GR-7.

Pronto llegamos a la Acequia de la Vega.

Precioso trayecto dando vistas al barranco del río Chico y a Cerrillo Redondo.



Por la Acequia de la Vega nos vamos acercando cada vez más al río Chico.

Llegando al bonito paraje del Dique 24....

...rodeado de una exuberante vegetación.

El espectacular Dique 24.

Lástima que bajara tan poca agua.

El río Chico a su paso por el Dique 24.

Desde lo alto del Dique 24.

Rustico puente en precarias condiciones por donde el GR-7 cruza el río Chico.

Hace un rato que dejamos el GR-7 y ahora tomamos el PR-A 22....

...camino de Puente Palo.


El vivero de Montechico.

Órgiva y la Sierra de Lújar al fondo.

Altas cumbres de Sierra Nevada, Cerrillo Redondo.

Atravesamos densos bosques.

Llegando a Puente Palo.

El río Chico desde Puente Palo.

Por el Sulayr....

...caminamos junto a la Acequia del Almiar.

De vez en cuando el bosque nos permite comtemplar....

...bellos praderíos.

Delicioso caminar....

...junto a las aguas de esta acequia.

Valle del Guadalfeo, embalse de Rules y aunque no se aprecia ,el mar Mediterráneo al fondo.

Pradera en la zona de la Balsa del Almiar.


Balsa del Almiar.



Seguimos junto a la acequia y a la sombra...

...de centenarios robles melojos.

Nos salimos del Sulayr que sigue dirección a Capieira ,para ir ....

..al cercano vértice geodésico de la Atalaya de Soportújar.

Altas cumbres de Sierra Nevada envueltas en una tormenta desde el geodésico.

Bubión y Pampaneira.

Capileira, Bubión y Pampaneira, los tres pueblos del valle del Poqueira.

La Contraviesa.

Caseta de vigilantes en la Atalaya de Soportújar.

Desde la Atalaya descendemos al Centro Budista.

La Diosa Tara, en la parte más alta del Centro Budista.

Vitrina con una escultura de Buda.


Estupa Budista.
Entrada principal del Centro Budista, en la parte más baja del mismo.

Rueda de Oraciones, cerca de la recepción del Centro.


Vieja casa forestal de Prado Grande.
Casa Forestal de Soportújar.

Vistas del valle del Guadalfeo ,Órgiva y las sierras de los Guajares y Almijara.

Empinado descenso a Soportújar.

Decimos adiós al bonito pueblo de Soportújar.








No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada