martes, 12 de julio de 2016

MESA DE ROLDÁN, MIRADOR Y PLAYA DE LOS MUERTOS (PARQUE NATURAL CABO DE GATA NÍJAR) 07-07-2016


Con éste recorrido hemos pretendido aunar dos cortos y sorprendentes paseos en un paraje de gran belleza en el interior del Parque Natural del Cabo de Gata- Níjar. Por un lado recorremos el sendero señalizado y balizado de la Mesa de Roldán (que es lineal y que nosotros hemos realizado casi de forma totalmente circular) y por otro una pequeña circular por el Mirador y la Playa de los Muertos.

Descripción que hace la Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía del sendero de la Mesa de Roldán a través de las publicaciones del mismo:


La subida a Mesa Roldán es una experiencia que satisface distintas inquietudes, desde las más genéricas o territoriales, que valorarán especialmente los paisajes, a las más especializadas, ya sea en cuestiones geológicas como la interpretación de diversos rastros que explican la formación del relieve actual; sean de cariz histórico o cultural, porque no faltan en el camino elementos patrimoniales de interés; o desde luego, tampoco deben quedar defraudadas las miradas especialmente atraídas por la naturaleza viva en todas sus posibles manifestaciones, ya que es un territorio con una notable biodiversidad.

Los Muertos

Nos situamos a unos cinco kilómetros al sur de Carboneras,
tomando por la carretera hacia Agua Amarga (AL-5106). Encontraremos una explanada, con un punto de información, de donde sale la pista que sube al faro de Mesa Roldán y por el que se accede al aparcamiento de la playa de los Muertos. Deberemos tomar la pista del faro y recorrer unos doscientos cincuenta metros para encontrar un camino que sale a la derecha, que es donde se inicia el sendero. La vegetación del entorno es relativamente abundante, formada por palmitales y espartales, entre las que proliferan plantas aromáticas, como la lavanda o el tomillo y espinosas como el cambrón, las esparragueras o las aulagas, además de otras propias de la zona como es el caso del matagallo.

A unos seiscientos metros de camino llegaremos a una zona umbría frente a un escarpe de calizas arrecifales de colores blancos, en cuyo roquedo podremos apreciar oquedades
características de los procesos erosivos. Debajo de las mismas se observan materiales más oscuros, de origen volcánico. Las plantas, siempre dispuestas a aprovechar cualquier pizca de humedad, muestran por su distribución los lugares que les son más propicios.

La torre

Seguiremos avanzando rodeando la meseta y ganando
altura por su ladera. Ya cerca de la altiplanicie, cuando
alcanzamos la orientación suroeste de la meseta se abren ante
nosotros unas impresionantes vistas hacia el sur de los acantilados costeros, entre los que se intercalan sucesivas calas: la del Plomo, de Enmedio y Agua Amarga. Nos acercaremos hasta una mesa interpretativa de una vista de la costa desde el mar. De izquierda a derecha divisaríamos Agua Amarga, la Punta de la Media Naranja, Cala Sorbas por debajo de Mata Valiente, La Rellana, Cala Castillo debajo de Mesa Roldán donde nos encontramos, faro de Mesa Roldán y la Punta de Los Muertos hacia Levante.

Seguimos rodeando la meseta para llegar al poco a su extremo sur, en el que el camino realiza una pronunciada curva, tras la cual nos veremos ya enfilados hacia el faro en la altiplanicie. A unos cien metros encontraremos el torreón de Mesa Roldán, levantado en el siglo XVIII como pieza de un sistema de vigilancia costera. Veremos que se encuentra en un aceptable estado de conservación. Su planta tiene forma de pezuña, y está construida sobre otra torre anterior de origen árabe.

El faro

Junto al torreón vemos una extensa zona excavada, que son restos de canteras que se explotaron en su día para la construcción del puerto de Carboneras. Una vez pasado el torreón llegaremos a las inmediaciones del faro de Mesa Roldán, atalaya natural, donde daremos por terminado el sendero contemplando las esplendidas
vistas que desde aquí se nos ofrecen.

Con este faro, inaugurado en 1863, se quiso menguar la gran zona oscura que había entonces entre los faros de cabo de Gata y cabo Tiñoso, cerca de Cartagena, situados a más de setenta millas. Se convirtió en el faro más alto de España, ya que a sus 11 metros de altura hay que añadir la altitud del punto donde se sitúa (222 m). Ahora este récord lo tiene su nuevo faro vecino de la torre de los Lobos, en Rodalquilar, puesto en funcionamiento
en 1991 sobre una torre de vigilancia del siglo XVIII. En sus inicios tuvo una linterna de dos mechas que consumía aceite de oliva y un juego de lentes giratorias. Hasta 1973 no se electrificó, después de otras muchas innovaciones. En 1986 se inicia su automatización y en 1992 se incorpora el que fue el último farero, que tras serlo cinco años, publicó en 2003 una detallada historia del faro y sus fareros.”

Una vez que hemos llegado al cartel que señaliza el final del sendero y en vez de regresar por el mismo lugar, decidimos hacerlo por la carretera que desde el aparcamiento de los Muertos asciende hasta el faro, haciendo que este recorrido sea practicamente circular. Ademas nos acercamos a las antenas de telecomunicaciones situadas en el extremo septentrional de la meseta y donde se encuentra el vértice geodésico “Mesa de Roldán” que con sus 222 metros de altitud es el punto más elevado de la misma y desde donde se obtienen unas vistas espectaculares.

Una vez en el aparcamiento emprendemos el segundo paseo de este recorrido, para lo que desde el punto de información seguimos hacia el noreste por lo que parece un estrecho aparcamiento. Al final del mismo continua un camino de cemento que en breves metros nos lleva al Mirador de la Playa de los Muertos, desde donde se obtienen unas inmejorables panorámicas de esta preciosa playa.

Desde el mirador parte una senda señalizada que baja a la playa, la cual recorremos hasta su extremo meridional , bajo la Punta de los Muertos, en la llamada Cala del Peñón Cortado.

La playa de Los Muertos es una enorme playa totalmente recta de más de un kilómetro de longitud y que tiene el agua más azul y cristalina de la zona. La arena está compuesta de piedrecillas que van haciéndose más finas a medida que nos acercamos al agua. La orilla tiene bastante desnivel y enseguida cubre. Por este motivo advertimos que el baño en esta playa es peligroso con viento fuerte de levante, si las olas rompen con fuerza la playa se corta y es difícil de salir. En cualquier otra circunstancia, es una playa esplendida para el baño, y por este motivo en época de verano está un poco masificada. El acceso a la playa no es fácil, y desaconsejable para niños, personas mayores o con algún problema de movilidad. Se puede acceder por dos caminitos, el primero sale desde el punto de información y son 700 metros con bastante desnivel, el segundo sale del final de la zona de estacionamiento y aunque es 100 metros más corto es mucho más escarpado.

En la parte derecha de la playa hay un par de enormes rocas en medio de la arena, los 90 metros de playa que quedan entre estas rocas y la punta de los muertos se conocen como
Cala del Peñón Cortado, y es una playita más abrigada de los vientos que la grande. A la izquierda de playa de Los Muertos está la Cala de las Salinicas, esta cala tiene las mismas características que su hermana mayor y una longitud de 200 metros. Para acceder a ella lo podemos hacer desde el mar por la Playa de Los Muertos, o por un camino que sale a la izquierda del aparcamiento dirección al mirador. Andados unos 500 metros nos encontraremos justo encima de Cala de las Salinicas, el sendero de bajada a la playa son unos 200 metros bastante escarpados y con algún tramo difícil.”

(Texto extraído de www.cabogataalmeria.com)

El regreso desde la playa hasta el aparcamiento (que por cierto cuesta 4 euros, al menos en la temporada estival), la realizamos por el sendero por el que habitualmente se accede a la misma.









Partimos del aparcamiento de los Muertos...

...desde donde ya se divisa la playa homónima.

En pocos metros llegamos al inicio del sendero,...

...donde hay un panel explicativo.

El sendero discurre por ésta antigua, estrechísima y descarnada carretera.

Pronto comenzamos a tener extensas panorámicas.

Comenzamos a ver Carboneras...

...con su fea zona industrial.

La carreterita pasa bajo las antenas a las que más tarde subiremos.


Las antenas donde se sitúa el vértice geodésico.


Llegamos a una bifurcación de senderos...

..el de la derecha desciende a la vía verde de Lucainena (SL-A 166).

Un poco más adelante las vistas de la costa del Cabo de Gata son espectaculares.

En su día tubo que ser una odisea subir al faro con un vehículo por ésta carretera.


Tremendas vistas. Agua Amarga a la derecha.

Ya vemos la Torre de la Mesa de Roldán.


Agua Amarga.

Aitor, Silvia y Azahara aguantando estoicamente el fuerte viento de levante para posar .

Panel interpretativo.


En la Torre...

...dando vistas al faro.


Bonita torre vigía del siglo XVIII.

El bonito pueblo de Carboneras y su fea cementera y Central Térmica.



Señalización que da por concluido el sendero...

...junto al faro, al cual no se puede acceder.

Ahora seguimos por la carretera que desciende al aparcamiento.

Pero antes ns acercamos al punto más elevado de la Mesa de Roldán, donde se sitúan las antenas de telecomunicaciones.

Faro y Torre.

Vértice geodésico entre las antenas, a 222 metros de altitud.

Vistas desde el vértice.

Carboneras.



Tras llegar de nuevo al aparcamiento tomamos el camino que nos lleva al mirador de la Playa de los Muertos.

Punta de los Muertos, Mesa de Roldán y abajo el sendero por el que regresaremos al aparcamiento y que es el habitual para acceder a la playa.

Playa de los Muertos , Cala del Peñón Cortado y Punta de los Muertos.

Mirador de la Playa de los Muertos.

La playa desde el mirador.

Punta de los Muertos y Cala del Peñón Cortado.


Azahara , Silvia y Aitor en el mirador.

Descendemos a la Playa de los Muertos....


....y la recorremos hasta su extremo meridional,...

...la llamada Cala del Peñón Cortado.

El estrecho paso para llegar a la Cala.

En la Cala del Peñón Cortado.

El fuerte oleaje practicamente cierra el paso.

Regresamos al aparcamiento por el sendero más habitual, dando por concluido éste bonito paseo.







No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada