lunes, 21 de abril de 2014

CERRO DEL TERCERO, BOSQUE DE TEJOS, QUEJIGOS DEL AMO Y DEL CARBÓN, ENCINA DE NAVALAYEGUA (VALDEPEÑAS DE JAÉN) 19-04-2014



POR LA SELVA MEDITERRÁNEA DE VALDEPEÑAS DE JAÉN

Maravillosa ruta diseñada por nuestro compañero y amigo Pedro J. Castro, con una gran dosis de investigación y con el objetivo de recorrer algunos de los rincones más salvajes, intrincados y desconocidos de la Sierra Sur de Jaén, que desgraciadamente no cuenta con ninguna figura de protección.
La catalogo de muy difícil porque algunos pasos son muy expuestos sobre erosionadas laderas muy inclinadas, donde hay que ir muy atentos para no escurrirse. También porque durante mucho tiempo recorremos el fondo de barrancos con vegetación muy espesa, donde es necesario agacharse e incluso gatear para poder progresar y aún así no estamos exentos de llegar a casa con numerosos arañazos de recuerdo.
En ésta ruta a parte de disfrutar de los grandes valores paisajísticos , son los botánicos los reyes de la misma, pues recorremos una autentica selva mediterránea casi virgen y 4 árboles o arboledas incluidas en el catálogo de Árboles Singulares de Andalucía y un Monumento Natural, todos ellos en el término municipal de Valdepeñas de Jaén, algo imposible de realizar en una misma ruta en cualquier otro lugar, lo que nos da una idea del gran valor biológico de ésta zona.
La primera de éstas joyas es la Tejeda del Barranco de los Tejos o del Polvero, integrada por más de una centena de Tejos (Taxus baccata) en unas 2´2 ha y con individuos de alturas y troncos de grandes dimensiones, lo que denotan su avanzada edad debido al lento crecimiento de ésta especie relicta.
El segundo es el Quejigo del Amo, denominado así porque, según se cuenta, los antiguos propietarios solían descansar bajo su sombra y nunca permitieron que fuera podado. Tiene una altura de 17 m, perímetro en la base de 6´8 m , pero lo más asombroso es la proyección de su copa, de 824,67 m2.
El tercero es el Monumento Natural del Quejigo del Carbón, es uno de los de mayores dimensiones de Andalucía, pudiendo tener hasta cerca de los 1.000 años de edad. De este quejigo lo que más asombra es el perímetro en la base del tronco, de 13,80 m.
La última es la Encina de Navalayegua, con una altura de 22 m, perímetro en la base de 9,70 m y proyección en la copa de 530,15 m2.

Comenzamos la ruta en la pista forestal de Navalayegua, entre el Cortijo del Monte de las Ánimas y el Puerto de Navalayegua, justo donde sale hacia el Sur un carril en muy malas condiciones que cruza el arroyo. Caminamos por dicho carril en fuerte ascenso hasta el Puerto del Novillo; seguimos hacia el Sur bordeando la cabecera de la Cañada de los Habares, hasta dar con un viejo camino de herradura que va girando hacia el Este atravesando las Lomas de Carboneros. Nos situamos en la ladera Sur de dichas Lomas y en suave descenso hacia el Este llegamos al Cortijo de las Lomas o del Polvero.
Aquí tomamos un carril que asciende al cercano Collado del Polvero, al Este y una vez en el collado, hacia el Sur primero ,para ir girando hacia el SE, cresteamos las suaves lomas hasta llegar al Cerro del Tercero, con magníficas vistas, estropeadas un poco por la neblina ,de gran parte de la Sierra Sur e incluso de Sierra Nevada.
Por una de las suaves crestas que caen a plomo hacia el Norte, al Arroyo del Parral, descendemos de forma vertiginosa. Una vez en el lecho del Arroyo, lo seguimos aguas abajo por el lugar que nos parece más factible, pues la vegetación es muy espesa. Llegamos a una bella navilla donde el Arroyo del Parral se desploma hacia el Este en una sucesión de pequeñas pero bellísimas cascadas y pozas, rodeadas de cantiles rocosos.
En éste lugar abandonamos el Arroyo del Parral para ascender hacia el Norte en busca del Cortijo de los Barrancos, en un principio por veredas de ganado muy expuestas sobre el Barranco del Parral, para más tarde introducirnos también por veredas de ganado en una autentica maraña de chaparros y enebros, donde a veces hay que gatear para poder seguir.
Desde el Cortijo de los Barrancos seguimos un carril hacia el Norte hasta llegar al cauce del Arroyo del Polvero o Navalayegua. Una vez en éste lo seguimos aguas abajo, al NE, pasando por una pantaneta en la que vive una colonia de galápagos leprosos. A partir de aquí comienza un calvario, seguimos cerca del cauce del Arroyo , a través de una autentica selva, en busca del Bosque de Tejos, que se encuentran en la inclinada ladera Norte y no muy lejos del lecho del agua. El transito ha merecido la pena y con creces. Eres sabedor de encontrarte un un lugar privilegiado, único, especial y eso recompensa cualquier dificultad.
Salimos del Barranco hacia el Norte, por donde buenamente podemos, pues el terreno no es muy amable. Llegamos a una zona donde la vegetación es más abierta y empezamos a ver quejigos de buen porte, hasta que damos con el que buscábamos, el Quejigo del Amo. Fue el lugar elegido para comer y descansar un rato y que mejor lugar que bajo éste portentoso árbol, donde durante muchas generaciones otros lo han hecho antes que nosotros.
Seguimos al NO, ascendiendo más o menos junto a una vaguada que nos llevará a la pista que desde la de Navalayegua va al Cortijo de los Barrancos. La seguimos a la derecha ,para en breves metros salir a la principal , la de Navalayegua. Ésta última la tomamos a la izquierda, al SO, siguiendo un cartel que nos indica que a 1,8 km se encuentra el Monumento Natural del Quejigo del Carbón. Antes de llegar al mismo podemos desviarnos a la derecha por un carril a la cercana Fuente de la Calabaza, para reponer el liquido elemento o simplemente para visitarla.
Comenzamos a ascender por la pista, pasamos junto al Quejigo del Carbón y algo más arriba al Cortijo de Navalayegua. La Encina de Navalayegua se encuentra muy cerca del Cortijo, al Sur y protegida por una pared rocosa.

Continuamos por la pista hacia Oeste hasta llegar a donde estacionamos los vehículos , pasando antes por el Puerto de Navalayegua.











Comenzamos el ascenso al Puerto del Novillo con Ventisqueros de fondo.

Cañada de la Horca y Ventisqueros.

Puerto del Novillo.

La preciosa Cañada de los Habares.

Comenzamos a tener impresionantes vistas....

....aunque por desgracia la visibilidad no fue buena. Cortijo del Polvero o de las Lomas.

Los Carboneros.

Camino del Collado del Polvero.

Subiendo al Cerro del Tercero.

Desde el Cerro del Tercero descendemos al cauce del Arroyo del Parral.

Comenzamos a introducirnos en el bosque mediterráneo.

Bonito cauce del Arroyo del Parral.

Naturaleza salvaje y casi virginal.

Saltos y pozas del Arroyo del Parral.


Simplemente impresionante!



Los Barrancos.

Llegando al Cortijo de los Barrancos.

Restos del Cortijo de los Barrancos.

Pantaneta en el Arroyo del Polvero o Navalayegua.


Nos introducimos en una autentica selva.....

...llegando al Bosque de Tejos.





Valle del Valdearazo.


Piedra del Palo.


Quejigo del Amo.



Valle del Valdearazo.

Piedra del Palo.

Fuente de la Calabaza.

Quejigo del Carbón.

Encina de Navalayegua.

Tortuoso quejigo en el Puerto de Navalayegua.









No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada