martes, 8 de abril de 2014

TREVENQUE Y ALAYOS DE DÍLAR (SIERRA NEVADA) 05-04-2014


Trevenque y Alayos de Dílar (Sierra Nevada)

Cuando hablamos de hacer montaña en Sierra Nevada siempre nos vienen a la mente sus tresmiles, sin duda una maravilla del Sur Peninsular, pero Sierra Nevada es mucho más que su alta montaña, en la baja y media podemos hacer autenticas rutas montañeras; bellísimas, singulares, impresionantes y muy ricas en contrastes, matices y emociones.
El Trevenque y la cuerda de los Alayos de Dílar son los reyes de ésta media montaña nevadense; afilados, ariscos y muy agrestes, con vistas espectaculares, en la que recorremos arenales dolomíticos, densos bosques de pinos y robles melojos, profundos , erosionados y espectaculares barrancos, auténticos ríos montañeros que nacen directamente del deshielo y senderos que son el sueño de cualquier senderista.
Ésta ruta es muy dura debido principalmente a la distancia (26 km) y el desnivel acumulado (1.600 m), aunque la mayor parte del recorrido se desarrolla por senderos muy definidos, algunas rampas son muy explosivas (sobretodo la última parte del ascenso y descenso del Trevenque) . Algunos barrancos han literalmente borrado los senderos debido a la erosión , haciendo que algunos pasos sean expuestos y delicados. La coronación tanto del Trevenque como de los Castillejos son por zonas rocosas escabrosas en las que hay que extremar precauciones, aunque sin demasiadas dificultades.

La ruta comienza en el Collado Sevilla, al que se accede desde la localidad de La Zubia pasando por la urbanización de Cumbres Verdes.
Comenzamos a caminar por un camino que parte cerca del Canal de la Espartera en dirección SE. Seguimos las señales blancas y amarillas de un sendero de Pequeño Recorrido , que en breve tiempo nos llevaran hasta el mirador de los Arenales. En este punto hay una bifurcación de caminos y tomamos el de la izquierda , que nos sube a la Cuerda del Trevenque. Seguimos éste camino hacia el Este, casi en todo momento muy cerca de la divisoria, teniendo esplendidas vistas tanto de la cuenca del Arroyo Huenes, Cerro del Sol, Pico de la Carne...., como de la cuenca del Río Dílar y los Alayos. En el momento que éste camino, ya bajo los espolones rocosos del Trevenque comienza a descender, lo abandonamos y seguimos al Este por una vereda que nos deja en la cima de éste emblemático pico, una autentica pirámide, la mires desde donde la mires, aunque a pesar de sus 2.083 m parece un pigmeo al lado de las cercanísimas altas cumbres de Sierra Nevada.
Que decir de las panorámicas de éste pico, sublimes, majestuosas, mayúsculas, sin duda el esfuerzo de la subida ,muy fuerte en los últimos metros ha merecido la pena con creces. Una poca nieve en la cima le han dado un toque especial, aunque como contrapunto los tresmiles estaban cubiertos por la nubes y no pudimos disfrutarlos.
El descenso lo realizamos por una vereda muy empinada hacia el SE, para en breve tiempo salir a una pista, que en todo momento vemos en el descenso. La pista la tomamos hacia la derecha, al Sur ( a la izquierda iríamos al área recreativa y jardín botánico de la Cortijuela y al Collado Sevilla).
A partir de ahora seguimos durante unos kilómetros el sendero de gran recorrido Sulayr (Gr 240). En breve llegamos al Collado Martín o del Tejo, divisoria de los ríos Monachil (por el Arroyo Huenes) y la del Dílar. Un poco más adelante llegamos a una fuente con tornajos y los cortijos del Collado Chaquetas, bellísimo lugar, con los Alayos al frente, el Puntal de los Mecheros y el barranco del Dílar a nuestra izquierda. Aquí dejamos la pista que sigue a la zona del Canal de la Espartera y tomamos una vereda que hacia el Este nos baja al puente que cruza el Río Dílar.
Tras cruzar el río , el sendero sigue en ascenso hacia el SO entre un bellísimo robledal. En breves metros, en una bifurcación de senderos abandonamos el Sulayr, tomando el de la derecha, al SO, que sigue la ladera por la misma curva de nivel, es decir llaneando, hasta situarnos bajo el Cerro del Espinar. En éste punto en otra bifurcación de senderos, tomamos el de la derecha, al NO, y en la siguiente tomamos el de la izquierda, donde hay señalización, y por el que ascendemos al Collado del Pino, hacia el Sur.
Ya muy cerca del pico más elevado de la Cuerda de los Alayos, Los Castillejos (1.978 m) seguimos una vereda poco definida hacia el Oeste primero y NO después hasta llegar a la escabrosa cima de éste, en un fuerte pero corto ascenso. Las vistas desde ésta cima, al igual que las del Trevenque son espectaculares, con la cima del Caballo ya libre de nubes al alcance de la mano.
Seguimos cresteando de forma un poco dificultosa hacia el Oeste durante breves metros hasta llegar a un sendero que tomamos. En éste momento nos envolvió una densa niebla que no nos permitió disfrutar de nuestro periplo por la Cuerda de los Alayos. Seguimos dicho sendero hacia el Oeste, pasando muy cerca del Corazón de la Sandía (1.885 m), al que desistimos de subir debido a la niebla. Durante unos metros el sendero sigue cerca del lecho del Barranco de Prado Seco, para después ascender a un collado , cabecera del Barranco de Rambla Seca, por el que descendimos campo a través en busca de la Vereda de los Alayos, desistiendo también de coronar el cercano Picacho Alto (1.776 m), por el motivo anteriormente expuesto. Dicho descenso en muy vertiginoso, aunque sin excesivas dificultades.
Una vez en la vereda, la tomamos a la derecha, hacia el Sur, para después en un cruce señalizado , tomar el de la derecha , hacia el Este, recorriendo los Alayos, ahora a media ladera,en un continuo sube y baja, y con algunas partes muy expuestas debido a la erosión. Al llegar a la zona de los Albercones, el sendero empieza decididamente a descender hacia el Río Dílar a la altura de la Toma del Canal de la Espartera.
Una vez hemos cruzado el río, por un vado realizado con piedras (con el río muy crecido puede ser un problema cruzar por aquí), tomamos un sendero señalizado de Pequeño Recorrido y que en menos de 4 km nos lleva a Collado Sevilla, donde iniciamos la ruta. Éste precioso sendero lleva dirección NO, sobre el profundo barranco del Río Dílar y bajo el Canal de la Espartera.

Ruta que aunque dura es muy recomendable para conocer un rincón privilegiado de Sierra Nevada.










Comenzamos a caminar al alba, en el Collado del Cortijo Sevilla, junto al Canal de la Espartera.

Y ya desde el principio vemos ésta impresionante pirámide que es el Trevenque.

El Rey de la media montaña de Sierra Nevada!!!

Vistas en la subida al Trevenque de la Vega Granadina.

Y nuestro siguiente reto, la crestería de los Alayos, ¿conseguiremos hacerlos completos?, mucha tela, pero hay que intentarlo.

Barranco del Búho y Alayos.

Se va acabando la parte "cómoda" del ascenso al Trevenque y empieza lo verdaderamente bueno.
Barranco del Arroyo Huenes, Cerro de las Minas y Pico de la Carne.

El Trevenque cada vez más cerca.....

....y empezamos a pisar nieve, que sin duda le dio su puntito a la ruta.

Las últimas rampas son muy fuertes y explosivas.

El gran Manu con los Alayos de fondo.

Juan Antonio y Manu , dos grandes compañeros de curro y montaña.

Conforme ascendemos las vistas son espectaculares.

Los Castillejos y las Lomas de Enmedio y Tres Mojones.

Increíbles  barrancos de arenales dolomíticos con Cerro Gordo y Pico de la Carne de fondo.

Un kit-kat en el ascenso.....

...y seguimos para arriba con vistas de película.

Lastima que las altas cumbres estén cubiertas por las nubes, aún así, espectacular.

¡Sin palabras!!

Por fin el el Trevenque.

El incombustible Jose Andrés en la cumbre del Trevenque.

Loma de los Panaderos.

Lomas de los Panaderos y de Dílar.

Barrancos del Río Dílar y el Búho. De fondo la Boca de la Pescá.

La Boca de la Pescá y Collado Sevilla. Las nubes se van disipando de la Vega.


El Grupo en el Trevenque.

El vertiginoso descenso del Trevenque.....

Aunque con precaución , no es demasiado dificultoso.


Algunos tramos están muy erosionados.

Cerca de llegar a la pista y  al sendero Sulayr.

Siguiendo la pista, por el Sulayr llegamos al precioso Collado Chaquetas.

Barranco del Río Dílar, hacia el Sur.

Río Dílar hacia el NE.

En el puente sobre el Río Dílar.

Río Dílar y Puntal de los Mecheros.


Sendero que transcurre entre un magnifico bosque de robles melojos.


Camino del Collado del Pino ,por la Loma de las Corzas.

Comenzamos de nuevo a ver el Trevenque.

El Trevenque desde el Collado del Pino.

Collado del Pino con el Caballo de fondo.

Subiendo a los Castillejos desde el Collado del Pino.

Los Gallos.

Barranco del Dílar.

Trevenque y las Lomas de Panaderos y Dílar.

Último y empinado tramo de ascenso a Los Castillejos.

Loma de Peñamadura y el Caballo de fondo.

Pepe y Jose Andrés esperandonos en Los Castillejos.


Los Gallos con las Sierras de los Guajares y Almijara de fondo.

Escabrosa crestería de los Alayos.

El grupo en los Castillejos, primer y más elevado pico de la cuerda de los Alayos.

¡Impresionante el Caballo con su manto blanco!!


Por desgracia en el cresteo de los Alayos se nos echo encima la niebla.


Decidimos acortar un poco la ruta y bajar por el inicio del Barranco de Rambla Seca.

El Picacho Alto queda para otra ocasión.

Cañada de la Selva y Barranco de Rambla Seca.

De nuevo el Trevenque y el Barranco del Río Dílar.

Los erosionados barrancos borran el sendero.

El sendero sin duda es precioso y espectacular.


Los Castillejos y el Corazón de la Sandía.

Un paso difícil.

Y definitivamente bajamos al río Dílar.

La toma del Canal.

Crestas de los Alayos desde el Río Dílar.

Sendero hacia el Cortijo Sevilla.


En ésta ruta los sendero son una delicia.












No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada