martes, 3 de enero de 2017

SENDERO CERRO MONUERA (ALDEAQUEMADA, SIERRA MORENA) 02-01-2017


 
Interesante, bonita y muy desconocida ruta por éste rincón de la Cordillera Mariánica (Sierra Morena), a caballo entre el Parque Natural de Despeñaperros y el Paraje Natural de la Cascada de la Cimbarra y que se desarrolla íntegramente por las fincas públicas Monte El Chortal (propiedad de la Junta de Andalucía) y el Monte Dehesa Navalacedra (propiedad del ayuntamiento de Aldeaquemada). Ésta ruta a pesar de su corta distancia es muy representativa de los distintos ecosistemas que nos podemos encontrar en la Sierra Morena Jiennense, muy ricos en diversidad botánica y faunística: bosquetes de robles melojos y mostajos; pinares de negrales y piñoneros; enebros, madroños, jaras y matorral mediterráneo; bosques de encinas, alcornoques y quejigos; bosque de ribera formado principalmente por alisos y ecosistemas rupícolas. Como curiosidad, en éste recorrido atravesamos un coto micológico.

Otro gran atractivo de éste recorrido es el de las inmensas panorámicas que se obtienen desde el Cerro Monuera a pesar de su modesta altitud (1.012 m), de la mayor parte de la provincia de Jaén, de parte de las de Ciudad Real, Albacete, Granada...

Con ésta ruta recorremos el sendero circular señalizado “Cerro Monuera”, de 8,7 kilómetros, al que hemos añadido un pequeño tramo de ida y vuelta para coronar dicho Cerro, llegando hasta la caseta de vigilantes de incendios que hay en su cima. En total recorremos una distancia de 11 kilómetros con un desnivel acumulado positivo que no llega a los 500 metros y que se desarrolla por pistas, carriles y senderos, con la única dificultad de algunas pendientes acusadas. Sobretodo algún tramo de descenso acusado en el sendero que acompaña al Arroyo del Tomadero y de ascenso en el sendero que desde El Chortal lleva a la torreta de observación de fauna.

El punto de inicio de la ruta se sitúa cerca del hito kilométrico 16 de la carretera J-6110 (A-6200), la cual une Aldeaquemada con la A-4 (N-IV). Cerca de ese punto kilométrico sale una pista y hay una amplia zona donde poder estacionar el vehículo.

Descripción que de el “Sendero Cerro Monuera” hace el folleto publicado sobre el mismo por la Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía, teniendo en cuenta que nosotros lo realizamos en sentido contrario al descrito y que en la última bifurcación que nos encontramos, realizamos el tramo de ida y vuelta a la caseta de vigilantes del Cerro Monuera:




Este sendero rodea por completo el Cerro de Monuera, por lo que podremos conocer sus distintas vertientes, cada una de las cuales nos ofrecerá un tipo de vegetación y un paisaje diferente. Estaremos caminando por tierras habitadas desde tiempos prehistóricos, como atestiguan varios grupos de pinturas rupestres que alberga el Cerro Monuera. En definitiva, un recorrido de 9 kilómetros, donde el esfuerzo realizado será recompensado con esta combinación de paisajes, naturaleza e historia.

Vertiente Norte

Comenzaremos a caminar por la cara norte del Cerro de Monuera, a través de un camino que sale a mano izquierda a unos 100 metros de la carretera. El hecho de que estemos caminando por la vertiente norte, más umbría y húmeda que el resto, sumado a una altitud cercana a los 900 metros, hacen que éste sea uno de los lugares de Sierra Morena donde crece el roble melojo y el mostajo, especies vegetales restringidas a este tipo de ambientes. Pronto veremos bajo nosotros el pueblo de Aldeaquemada, población ubicada en el límite entre Sierra Morena y la Meseta Castellana. Tras deleitarnos con esta panorámica, cambiaremos de rumbo para descender en dirección noreste por un espeso pinar. Este primer descenso nos llevará hasta las inmediaciones del Arroyo del Cimbarrillo, donde continuaremos por un camino que va a media ladera, sin perder ni ganar altura.

Vertiente Sur

Por este camino iremos bordeando poco a poco el Cerro Monuera hasta llegar a su vertiente sur. Esta vertiente se presenta mucho más abrupta y pedregosa, con una vegetación formada básicamente por pinares y densas manchas de matorral compuesto por jaras, lentiscos y romeros. También acompañan encinas y alcornoques en menor medida. En esta ladera podremos observar algunos canchales de piedra, originados por la fragmentación de la roca debida a los procesos de meteorización. Si miramos hacia el sur, tendremos una bella panorámica al valle del Río Guarrizas, rodeado por numerosos cerros con esa forma redondeada típica de Sierra Morena. Entre la fauna que habita en este cerro, destacan especies cinegéticas como el ciervo o el jabalí, carnívoros como el zorro o la gineta, y rapaces como el águila real o el águila perdicera.

Tras pasar por las inmediaciones del Manantial de la Oliva, llegaremos a una torreta de vigilancia, donde comenzaremos un brusco descenso, a través de una pequeña senda que se abre paso entre el denso jaral. Debemos ser cautos en este descenso, ya que bajaremos 130 metros de desnivel en apenas 800 metros. Esta fuerte bajada finaliza en el Arroyo del Tomadero, cerca de la Casa del Chortal.

Arroyo del Tomadero

A partir de aquí comenzaremos una subida de un par de kilómetros que discurre paralelan al Arroyo del Tomadero, a la sombra de grandes alisos, una especie arbórea de hoja caduca que crece en los cauces de los arroyos y en lugares húmedos y frescos. A mitad de este ascenso, veremos una fuente situada en el margen del camino, donde podremos hacer un alto para refrescarnos antes de afrontar la última parte de la subida. Dicha subida finaliza en el Camino del Lentisco, que nos conducirá hasta el punto de inicio.”




Cerca del kilómetro 16 de la J-6110 comienza éste recorrido.

Allí hay espacio para dejar varios vehículos.

A escasos metros se sitúa el panel que da inicio al Sendero Cerro de Monuera.

Pronto dejamos la pista principal para tomar carriles secundarios.

El Cerro Monuera.


Al poco de cruzar el arroyo del Tomadero, tomamos el sendero que desciende junto a su cauce.


Arroyo del Tomadero.


Llegamos al precioso paraje...

...de la Fuente del Tomadero.

Azahara, Aitor y Silvia en la Fuente del Tomadero.



Seguimos el sendero...

...inmersos en un denso bosque.


El bosque se abre llegando al cortijo del Chortal.


Ruinas del Cortijo del Chortal.




Balsa del Chortal.

Arroyo del Chortal.



Toca un duro ascenso.


Aitor y Azahara contentos tras superar el duro repecho.

A su madre parece que le cuesta un poco más.

Torreta de observación de fauna.

Los niños están locos por subir...

...y yo también, para que negarlo.

Azahara y Aitor en la torreta.

Cumbres de Monuera.

Aquí sitúan los mapas el manantial de la Oliva. Aunque no se ve rastro de humedad.


Llegamos a una explanada...

...donde también los mapas sitúan la Casa de la Oliva...

...aunque tampoco se ve ni rastro de ella.

Valle del río Guarrizas.

Valla que separa el Monte el Chortal, por donde hemos caminado hasta ahora, del Monte Dehesa Navalacedra, donde vamos a entrar.

La Dehesa Navalacedra es un coto micológico.

Balsa de agua.


Salimos de Navalacedra y de nuevo entramos en el Monte el Chortal.

Un cortafuegos separa ambas fincas públicas.

Al fondo el Monte de la Desesperada.

Salimos a una pista, junto a un corral en unas peñas. Un magnífico mirador sobre Aldeaquemada.

Alto de la Desesperada.

Aldeaquemada. En éste mirador natural dejamos de momento el sendero balizado para ascender por pista...

...a la torre de vigilantes de incendios del Cerro Monuera.

Las panorámicas son soberbias. Al fondo la Sierra de Cazorla.

Al fondo Mágina y la Sierra Sur de Jaén.

Sierra Mágina.

Las nevadas cumbres del Parque Natural de las Sierras de Cazorla, Segura y las Villas.

La cordillera Mariánica.

Alto de la Desesperada, límite entre las provincias de Jaén y Ciudad Real y las Comunidades Autónomas de Andalucía y Castilla La Mancha.


En el punto más elevado del Cerro Monuera.

Corral junto a las peñas, donde de nuevo retomamos el sendero balizado para recorrer los últimos metros de ésta ruta.

A punto de concluir la ruta el frío aún era considerable.







No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada